En todo proceso de compra de un inmueble, es necesario conocer las cargas urbanísticas a través de una nota simple. Este documento registral indica las afecciones urbanísticas que puede tener o no una propiedad. Lo ideal es conocer todo lo pertinente a esa futura compra para evitar hechos inesperados, tal y como lo demanda la ley hipotecaria.

Para muchas personas, los trámites ante el registro de la propiedad pueden suponer un dolor de cabeza, lo ideal es que se cuente con el asesoramiento correcto para garantizar que todos los requisitos necesarios para la compra del inmueble se cumplan. Es habitual que las personas no estén familiarizadas con estos procedimientos. Por ello contar con un equipo de profesionales en gestiones registrales es lo más indicado. Confiar en ellos para hacer las diligencias pertinentes, accediendo al registro pueden buscar todas las cargas derivadas y notas marginales.

¿Qué debo saber antes de comprar una vivienda?

Entre los primeros pasos a considerar al momento de adquirir un inmueble está el hacer la consulta de las cargas urbanísticas en nota simple del registro de la propiedad. Con este documento, puede revisar toda la información en vigor sobre un bien en particular.

El informe se compone en secciones, dentro de ella se puede conseguir la afección real, afección urbanística, titularidad y localización del bien. Las cargas que pudiesen estar reposando sobre el inmueble como las anotaciones preventivas, notas marginales y cargas urbanísticas.

En la sección de cargas y anotaciones es posible conseguir las informaciones complementarias como pleno dominio, nuda propiedad, usufructo y más. Éstas no suponen una limitación de los derechos que de adquieren, pero sin duda puede afectar al futuro propietario.

En la nota simple es posible conocer las limitaciones, cargas o gravámenes, afecciones, embargos y más que pueda influir en la decisión de compra de un inmueble.

Definición y finalidad de la cargas de urbanización

Estas cuotas tienen la finalidad de subsanar todos los gastos acarreados a partir de las obras de urbanización, proyecto de reparcelación o finca de resultado de haber dividido un terreno más grande en lotes más pequeños y haberlos urbanizado. El pago de las cuotas de urbanización es una obligación que viene reflejada en el 14.1.c) Real Decreto Legislativo 7/2015, de 30 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Suelo y Rehabilitación Urbana.

Dependiendo del urbanismo, estas cuotas ya vienen pagadas por los que ejecutan el proyecto. A pesar de esto, es algo de lo cual se debe estar atento para evitar sorpresas futuras. La principal justificación de estas cuotas es que tanto los urbanizadores como los nuevos propietarios son los que van a recibir los beneficios de este proyecto de reparcelación.

Los gastos de urbanización provienen de diversas fuentes, en ellos se agrupan los que son derivados de la urbanización, los incurridos por el proceso urbanizador dentro de los cuales se estipula los daños a terceros, asesoramiento legal y técnico y todo lo que pueda conllevar esta nueva obra o proyecto urbanístico.

Concepto de cargas urbanísticas en nota simple

La carga urbanística se deriva del trámite urbanístico de la zona donde se lleva a cabo la urbanización. Estos gastos de urbanización corresponden al promotor de la misma. Aquí destacan los costes de urbanización como el acerado, servicios urbanísticos, asfaltado de vialidades y cualquier otra obra de urbanización.

Todos estos datos son importantes conocerlos para evitar tener que responder luego antes los gastos de la ejecución de obras. Los propietarios de las nuevas viviendas no deben ser quienes paguen los costes de la obra de urbanización.

Afección urbanística

Si en una nota simple registral reposa una carga urbanística. Lo recomendable es procurar la liquidación definitiva antes de proceder con la compra.

El proceso de eliminación de la nota marginal, incurre en un gasto de honorarios del registrador. En la práctica, es muy común que la gestión administrativa esté concluida por parte del ayuntamiento, pero el proceso no esté ejecutado en el registro. Ante este vacío, puede darse el caso que no exista una deuda real, sino que esté pendiente el trámite registral.

Responsabilidad del urbanizador y del comprador

El urbanizador tiene el deber de culminar la obra conforme está planteada en el proyecto urbanístico inscrito y aprobado en el ayuntamiento. Hasta que la obra no esté concluida, el ayuntamiento no recibe dicha obra y por ende no se hace cargo de la misma.

Lo importante ante la duda es consultar mediante una nota simple las notas marginales. Allí se podrá constatar si la obra está recepcionada o no por el ayuntamiento. Si no se encuentra aceptada por el ayuntamiento, entonces hay que conocer el motivo. Lo principal que se debe conocer es que siempre se deben pagar los gastos urbanísticos, bien sea que lo hagan los urbanizadores o los propietarios.

Si por algún concepto la urbanización no está terminada o ha sido recibida por el ayuntamiento, y lo propietarios la aceptan, entonces ellos pasan a convertirse en los responsables de esa deuda de urbanismo. Cada propietario será responsable en proporción a la superficie de su vivienda. En caso de oponerse a esto, entonces el ayuntamiento puede obligar a hacer frente a ello mediante cualquier recaudación ejecutiva.

Una nota simple puede darte los datos que necesitas

Ante todo lo expuesto, es de destacar que se debe estar muy atento a la solicitud de una nota simple siempre que se busque ejecutar la compra de una propiedad. Esto es lo que nos va a determinar las posibles cargas que pueda haber y así tener un correcto escenario sobre el cual estar parados ante eventos futuros.

    • **Puede ser un dato imprescindible en la busqueda.
    • Son los datos del registro que vienen en su escritura. Dejeló en blanco si los desconoce.
      **Una vez recibido el pago y siempre que no se dificulte la localización.
    • 20,00€
    • 5,00€
    • 25,00€ +IVA

De requerir mayor información puedes contactarnos al siguiente correo gestion@registro-online.es

Más información sobre NOTA SIMPLE

    Tramitamos notas simples en cualquier registro de la propiedad de España

    Albacete, A CoruñaAlicante, Almería, Ávila, Álava, Badajoz, Barcelona, Bilbao, Burgos, Cáceres, Cádiz, Castellón, Ceuta, Ciudad Real, CórdobaCuenca, Girona, GijonGranada, Guadalajara, Huelva, Huesca, Jaén, León, Las Palmas de Gran CanariaLa Rioja, Lleida, Logroño, Lugo, Madrid, Málaga, Mallorca, Mérida, MelillaMurcia, Orense, Oviedo, Palencia, Pamplona, Pontevedra, Salamanca, San Sebástian, Santiago de Compostela, Santander, Segovia, Sevilla, Soria, Tarragona, Tenerife, Teruel, Toledo, Valencia, Vigo, Valladolid, Vitoria, Zamora, Zaragoza.